Saltar al contenido

Maneras de salir

Artículo publicado dentro de la sección HISTORIAS DE LA LIGA de la web Masliga.com (12 de Septiembre 2011)

Jornada todavía de debuts, de despedidas y rencuentros. Normalmente es un hecho más habitual en la primera o en la última fecha, pero esta jornada número tres (segunda en realidad) se convirtió en un campo fértil para los sentimientos.

El sábado se alzaba el telón con un Barcelona que volvía a dejarse puntos en Anoeta, la temporada pasada perdió, esta se dormía tras dos goles mañaneros y Pep Guardiola ya consiguió su toque de atención inaugural. El año pasado fue ante el Hércules, este año no se hizo esperar. Toque que demuestra que ni el mejor equipo del mundo puede ganar si se relaja.

A la misma hora, Marcelino continuó su racha de no perder ante el Villarreal y amarró un buen empate en El Madrigal. Aunque la noticia del día para los sevillistas fue la vuelta a los terrenos de juego de Rakitic, el jugador que devuelve a Monchi la credibilidad perdida: Barato y gran rendimiento, como aquella generación que llevó al director deportivo a ser considerado un mago.

Con retornos de por medio estuvo el Real Madrid-Getafe. Sarabia, una de las últimas perlas de la fábrica, tuvo sus minutos en el Bernabéu donde algún día espera volver como ya hizo Granero. La salida de ambos fue con billete de ida y vuelta, a otros como Pedro León su vuelta parece más complicada, por el momento, pagar dos millones de euros por jugar de nuevo en el Bernabéu es un precio muy elevado para intentar una venganza deportivo por sus pocas oportunidades.

Uno de los que sí puede “vengarse” es Soldado, cada día mejor, apunta a la selección y al pichichi. Para empezar le amargó la noche a un buen Atlético, en el que debutaron la ilusión: Diego y Falcao. Manzano puede haber encontrado la tecla con estos dos jugadorazos (+ Turán y Reyes) pero aún le falta cohesionar todo.

El domingo comenzaba calentito en Sevilla, 37 grados daban la bienvenida a la liga a las 12 de la mañana para el Betis y Mallorca. Entre sudores, aguas en cada interrupción, un Mallorca sin gol y un Betis ahogado, pero con buenas sensaciones, apareció Rubén Castro que ha retornado a primera división como un tiro y lleva seis puntos en dos partidos.

Más frío estaba el asunto a las cuatro de la tarde en Santander. Minutos antes del inicio del partido Pablo Pinillos recibía un homenaje por su trayectoria en el club cantábrico. Si se quería apreciar la carrera de Pinillos en el club (más de 170 partidos) deberían haber pospuesto el acto,  en el momento en el que Munitis le dio una camiseta de la actual temporada con su nombre a la espalda no había ni media entrada en el estadio.

Uno de los que todavía no tiene previsto recibir ningún homenaje ya que con 31 años aún le queda mucho futbol y sobre todo goles en sus botas es Nino. Se estrenaba como local en el Osasuna y dejó su sello en Pamplona en la primera que pudo. Primer gol oficial como rojillo del máximo goleador de la historia de Segunda División.

Y si hablamos de goleadores debutantes no podemos obviar el estreno de Tamudo con el Rayo. El delantero de Santa Coloma salió en la segunda mitad al campo del Eurocolchón para dejar pinceladas de su fútbol. Tamudo, que salió por la puerta de atrás del Espanyol y sin ruido de la Real Sociedad, se rencontró con otro exiliado: su gran amigo Luis García. Los dos excapitanes del Espanyol, la gran pareja ofensiva de los últimos años en Monjuic y son la  esperanza goleadora de Rayo y Zaragoza en una temporada sin gol.

El entrenador que ocupaba el cargo cuando ellos abandonaron el conjunto blanquiazul, Mauricio Pochettino, tuvo otro rencuentro. La historia cuenta que Bielsa picó una madrugada en la puerta de la familia Pochettino para llevarse a Mauricio a su equipo, aquel niño Mauricio cuando despertó comenzó a cumplir sus sueños de la mano de Marcelo Bielsa. Ayer el alumno ganó al maestro. Bielsa perdió algo más de tres puntos pese a su buen partido, perdió a Ander Herrera por un mes.

Como decía Rosendo:

No pienses que estoy muy triste

Si no me ves sonreír

Es simplemente despiste

Maneras de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *