Saltar al contenido

Javier Clemente en Marsella

N’Gotty, Gallas, Leroy, Bakayoko o el gran George Weah llevaban tras 17 jornadas de Ligue 1 tan solo 18 puntos, decimosextos en la clasificación y la vida de un equipo en crisis. El propio Weah sabía que la situación era complicada: “No somos un equipo, no nos comunicamos no nos ayudamos entre nosotros, tenemos un objetivo y no sabemos qué hacer”.

El ex internacional francés Manuel Amorós viajó a San Sebastián en busca de una solución en forma de entrenador, el elegido Javier Clemente. Quién mejor para seguir con la filosofía del club, el “Droit au but” (derecho al éxito), que el Bobby Charlton vasco, el hombre que años atrás se había convertido en el entrenador más precoz del fútbol español y había conseguido que el Athletic volviera a ganar la liga y el Espanyol soñara con ganar una UEFA. Además un hombre de un fútbol directo con solamente la victoria en la cabeza.

Así un 27 de noviembre de 2000 llegaba el técnico vasco a Marsella para firmar con el Olympique. Tres días más tarde ya tenía que lidiar con un viejo conocido, Benjamin Toshack, entrenador en aquel momento del Saint Etienne y al que Clemente derrotó en su debut gracias a un gol en el último minuto de Adriano.

La máxima “entrenador nuevo, victoria asegurada” se cumplía. No obstante, una jornada más tarde la suerte de los últimos minutos se volvía en su contra para perder 1-0 ante el Lens con un gol a falta de tres minutos de la finalización.

A Navidad llegó con tres victorias en el Velódrome y dos derrotas fuera. Adriano, uno de sus puntales y recordado en España por marcar el gol que daría en 2006 el Mundial de clubes al Internacional frente al Barcelona, se marchó cedido a Brasil por motivos personales y recuperó al internacional francés Maurice que había estado lesionado 4 meses y que formaría un buen tándem ofensivo con Weah. Esas navidades había vuelto a la Ligue 1 otro entrenador “vasco”, Luis Fernández que se encargó del PSG de Pochettino. Al técnico tarifeño meses después también lo derrotaría Clemente al igual que había hecho en su debut con Toshack, “el otro vasco”.

A la vuelta del parón comenzaron a llegar las malas noticias. El 6 de enero, como regalo de reyes, Le Havre, que andaba ese año por mitad de tabla en la Ligue 2, humilló al Marsella de Clemente por 4-1 y los eliminaría de la Copa de la liga Francesa. Un mes después serían eliminados de la Copa Francesa también por un club de Ligue 2, el Châteauroux.

El ambiente con la plantilla se había enrarecido tras las navidades, Clemente ya no despertaba la misma ilusión a sus jugadores y algunos mostraban su malestar. Los resultados, aun mejorando los anteriores,  seguían sin ser buenos. Y entonces llegó Tapie.

Bernard Tapie, el hombre de hierro del Olympique de oro y el cabecilla del Olympique fraudulento. Tras liderar la mejor época del club en su historia de 1986 a 1993 comenzó la caída. En 1994 el escándalo llegaba al futbol francés, Tapie había sobornado a jugadores del Valenciennes para que se dejaran ganar. El Olympique pasó de Campeón de Europa a la segunda división en apenas un año.

La afición esperaba entusiasmada la vuelta de su expresidente, y Tapie chocó de frente con Clemente. Antes de llegar ambos ya se habían dejado las cosas claras, Tapie no quería a Clemente y Clemente no quería a Tapie.

TAPIE: “No me convence su sistema y no dejó gran recuerdo en ningún club

CLEMENTE: “El nombramiento de Tapie es bueno para la próxima temporada, pero en este momento no sé. Muchos jugadores creen que quiere un club diferente y se preguntan si seguirán

El 10 de Abril, con la llegada de Tapie a la presidencia de la parcela deportiva del club, Clemente era destituido. “Conocemos su formidable carrera pero no tengo tiempo de aprender español en una semana” con esa declaración de intenciones Bernard Tapie cerraba el periplo de Javier Clemente al frente del Olympique. Cogió el equipo en descenso y lo sacó de ahí, lo dejó 14º, la renovación estuvo cerca pero la llegada de Tapie le cerró el camino.

Le he dicho que en esas condiciones no puedo trabajar. Es un presidente que quiere intervenir en muchas cosas y yo le he dicho que no estoy de acuerdo“. cerraría así su vínculo con el equipo de Marsella y su etapa en el fútbol francés. Tomislav Ivic, ex Atlético de Madrid y Marsella, se hizo con el cargo que dejó el ex seleccionador español.

Estadísticas de Clemente en Marsella
Estadísticas de Clemente en Marsella

Artículo publicado en Masliga.com el 17 de Noviembre de 2011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *